Camino a las Bodas de Plata

Llegar a los 22 años y a la edición 293 al finalizar el 2022, para la familia Viva Sports es un gran logro. Debo agradecer a Dios por sus infinitas bendiciones, a mi familia porque nunca me permitió tirar la toalla, al invalorable equipo humano que no escatima esfuerzos, y en especial a los esponsors, muchos de ellos apoyando este desafío desde hace décadas.

A Dios, que siempre derramo bendiciones en mi vida dándome una segunda oportunidad de vida al salvar exitosamente una pancreatitis aguda. Pasaron 14 años y gracias a el seguimos editando la primera revista deportiva del país.

El pone paz en mi, alivia la mochila cuya carga significa alistar cada mes la nueva entrega, el nos provee y nos muestra el camino idóneo a seguir. En tiempos difíciles, sobre todo en el de la pandemia, siempre estuvo a lado nuestro.

A mi familia, que desde el nacimiento del proyecto se alineó, apoyó y no permitió salirnos del camino. En base a fe anduvimos caminos difíciles hasta encontrar el que Dios nos dio allanado y expedito, siempre. Todos los meses.

Juntos nos hemos propuesto un nuevo proyecto y es el Bodas de Plata que cumpliremos el 2025, siempre con el aporte de todos y cada uno de los miembros.

El equipo, el gran equipo diseminado en todo el país que sin pausa y con gran aliento, siempre apoya con innovadoras ideas. A partir de hoy sumamos a Cobija, ya que Pando tendrá su representativo en el fútbol profesional.

Desde el codirector, periodistas, fotoperiodistas, personal administrativo, de todo el ejército de la impresora y servicio de transporte merecen mi reconocimiento por su labor que hace posible que cada mes un ejemplar de Viva Sports llegue a manos de nuestros lectores en todo el país.
Y hay un capítulo importante, es el de los esponsors. El Estado y las empresas privadas que con su valioso aporte nos permiten la edición mensual de esta publicación, que gracias a ellos creció en volu-men, en contenido y circulación.

Sin su valioso apoyo no sería posible la vigencia de este medio que nos tiene presentes también en el exterior del país.

Aquí, debo rendir mi homenaje y agradecimiento a la familia Almanza, de la que me constituyo en uno de sus integrantes. Fue don Arturo, que tras abrirnos las puertas de Almanza Corp. permitió nuestro crecimiento con sus consejos y orientaciones e invalorables.

En el mes de la Navidad, y cerca a culminar otro año, deseo que la paz y la presencia de Dios en sus hogares este siempre presente, ya que caminar de su mano es una experiencia inolvidable. Así que los invitamos a caminar juntos en el 2023, rumbo a nuestras Bodas de Plata. Gracias por su apoyo, por su elección y por ser parte de ustedes.

About Post Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

aceptar