CRISIS ROJA – WILSTERMANN

Por Edgar Tejerina Casablanca

Wilstermann pasa por una profunda crisis institucional, a ello se suma la económica y también la deportiva.
Todo esto sume a los «aviadores» en momentos de incertidumbre con una división en la cúpula dirigencial y ahora en la interna del plantel, que antes de jugar, busca un confron-tamiento verbal con la prensa deportiva y su labor.
Hubo hasta un jugador que calificó de «tibio» al director técnico Alberto Illanes.
Wilstermann, una de las instituciones más grandes de Cochabamba y el país, ingreso en un clima denso, producto de la presencia en sus filas del abogado cruceño Víctor Hugo Pérez, que llegó a frenar y no superar, todos los juicios que ponen la soga al cuello al equipo «aviador».

EL PODER
DE LOS GURKAS
Una de las ocho facciones de los Gurkas, barra organizada, hizo presidente de Gary Soria en la asamblea de mayo. La cúpula de la barra obligó a Mario Guamán a desistir de su postulación e inmediatamente hicieron firmar a Soria, un compromiso notarial compro-metiéndose a invertir 3 millones de dólares, en dos entregas.
«Los Gurkas sugieren, los Gurkas no deciden», dijo tajantemente Soria meses después sobre aquel gesto de apoyo en el Coliseo Alemán Santa María. Los Gurkas allí demostra-ron el poder que adquirieron en el club.
Sin embargo, se sabe que Wilstermann entrega a la cúpula de la barra un gran lote de entradas a precios bajos que son comercializadas en beneficio suyo.

GARY FUE ELEGIDO ILEGALMENTE
Una fractura interna en Wilstermann originó una división entre el vicepresidente, Julio Torrico y el titular, Gary Soria.
Ese quiebre hizo que el abogado Torrico admita que la elección de Gary Soria fue ilegal y fracturando las normas estatutarias.
El abogado que fue relegado con la llegada del abogado Víctor Hugo Pérez, sostuvo que Soria perdió credibilidad desde que no invirtió los 3 millones de dólares prometidos y aconsejó a llamar a una asamblea para buscar una solución a la crisis institucional por la que pasa.

SORIA FUERTE
E INVENCIBLE
El presidente Gary Soria, mediante un comunicado en la página oficial del club, aseguró que está más firme que nunca en su cargo y que no renunciará como se especula en las redes sociales, que solo buscan desestabilizar a la institución y desprestigiar su nombre.
Al cumplir dos meses de haber sido elegido en las urnas, por la modificación en las nor-mas y el visto bueno de la Federación Boliviana de Fútbol, Soria promete que pronto se tendrá una luz para solucionar y superar la crisis institucional.

DEBIO VENIR MOSQUERA ANTES QUE PEÑA
Antes de ser designado Guillermo Peña como director técnico del cuadro aviador, Soria habló con el peruano Roberto Mosquera que estaba dispuesto a volver a Cochabamba.
«Hubieron algunos inconvenientes que no permitieron su pronto retorno, sin embargo está dispuesto a retornar en año que viene», dijo Soria.
El aficionado recordará la presionada salida de Mosquera, tras su concurso y goleada en la Copa Libertadores de América en septiembre de 2017.
Soria sostuvo que el técnico peruano llegando a Bolivia contará su verdad sobre lo que pasó en la goleada de River Plate por 8-0 en el estadio de Buenos Aires.
Sobre el particular se especularon muchas cosas, incluso hubo abogados argentinos que investigaron el tema y ofrecieron a los «rojos» a iniciar una demanda.
Soria sostuvo que hay necesidad de aclarar el tema.

LLEGADA DEL ABOGADO DEL DIABLO
La llegada del abogado Víctor Hugo Pérez rompió el respeto de la institución con sus de-claraciones ofensivas y agresivas contra dirigentes y sobre todo con los periodistas de Cochabamba.
«Este abogado, no tiene necesidad de ofender ni agredir, cumpliendo su trabajo puede beneficiar al club, pero como actúa esta dañando la imagen de mi querido club», dijo el ex presidente liguero Mauricio Méndez.
Pérez con un gran poder, puso al vicepresidente Julio Torrico a su sombra, lanzó duros calificativos al presidente Soria, que lo contrató. Hoy Pérez, abogado que prestó servicios en muchos clubes profesionales y la misma Federación Boliviana de Fútbol, dice lo que quiere y ofende la dignidad de dirigentes, jugadores, abogados y periodistas, sin que na-die reaccione sobre sus agresiones.

GERENTE CONTRA LA PRENSA
Alex Da Silva, gerente técnico de Wilstermann, volvió a aparecer y en el mismo cargo. No hay explicación cabal de su enrolamiento al cuadro cochabambino.
El ex jugador brasileño, que paso por filas «aviadoras», llegó sorpresivamente cuando Ge-rald Antezana era candidato a la presidencia. Da Silva habría prometido aportar con juga-dores al equipo. Poco tiempo después volvió a aparecer en las huestes rojas y en el mis-mo cargo: Gerente técnico.
Tras ser cuestionado, emprendió una campaña contra la prensa deportiva regional tratan-do de imponer reglas, ignorando las que existen en Bolivia, donde se respeta la libertad de prensa y de expresión.
El brasileño tras un jalón de orejas al interior del club, no desmaya en buscar confronta-ción con los comunicadores deportivos.

NO DESCIENDE, PERO
PUEDE DESAPARECER
Mauricio Méndez, el popular «Patato», hincha wilstermanista a morir, es un duro crítico a la anterior y actual administración el crédito cochabambino.
«Esta es la peor crisis institucional por la que pasa Wilstermann, y esto duele y mucho», dijo y su voz se expandió en varios medios de comunicación del valle y el país. Pues Patato conoce la interna, ya que fue presidente del cuadro escarlata y también titular de la des-parecida Liga Profesional del Fútbol Boliviano.
Méndez al lamentar la falta de personalidad y decisión de Soria, al que consideraba un salvador, pide buscar una solución urgente antes de que sea tarde. «Wilstermann no des-cenderá, pero puede desaparecer», dijo en tono firme y preocupado. Hizo un parangón con lo sucedido con San José, donde también tuvo participación el abogado cruceño Pérez.

VENIA DE LA FEDERACIÓN
Dirigentes y periodistas deportivos, tras la llegada de Soria a Wilstermann como único candidato, consideran que tuvo el aval y venia del presidente Fernando Costa, que estando en el exterior, vía zoom autorizó la entrega de recursos que estaban congelados a la insti-tución cochabambina.
«En menos de 24 horas cumplí mi compromiso, con estos dineros se pagará un sueldo», decía Soria que llegó hasta las oficinas federativas en La Paz acompañado de un grupo de periodistas que transmitieron en directo ese logro.
Se conoce que la FBF hizo una serie de desembolsos que pasan los 800 mil dólares. «Soria tuvo suerte, San José… no. Así que ello le permitió dar un buen paso antes de ser elegido en las urnas», sostuvo un experimentado periodista.

Y TIGO SPORTS?
Erland García, periodista de Tigo Sports en Cochabamba, fue agredido verbalmente por el abogado Pérez, sin que la empresa reaccione o tome cartas en el asunto.
Colegas del país y el Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba tomaron car-tas en el asunto y acudirán a la justicia para resolver ese conflicto.

BOLIVAR Y ABOGADOS
Pérez con soltura y el aparente total apoyo de la dirigencia de Wilstermann lanzó acusa-ciones contra Bolívar, de tener árbitros en su planilla de sueldos y la academia paceña no dijo nada. Lanzó su artillería a Marcelo Claure, titular de la academia y no pasó nada.
Y para terminar, mandó una carta y lanzó términos impropios y ofensivos contra aboga-dos de un tribunal federativo y nadie dijo esta boca es mía.
O es que el autodenominado «Abogado del Diablo» tiene razón?
Ellos tienen la palabra.

About Post Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

aceptar