DAHARA CLAROS CURI «NO ES FÁCIL HACER DEPORTE EN EL PAÍS»

POR LISBETH NUMBELA. FOTOS: HÉCTOR SANDÓVAL

EL TIRO CON ARCO fue reflejado en varias películas, una de ellas «Robin Hood», en la que el protagonista es un arquero forajido defensor de los pobres, quien con su destreza, técnica y seguridad al realizar los tiros contra sus adversarios captó el interés del públi-co. Quién diría que el tiro con arco no quedaría solo en las películas, sino se consolidaría como una disciplina deportiva en el mundo del que serían parte niños, jóvenes, adultos y personas con capacidades diferentes, siendo el principal requisito el interés.
De la ficción a la realidad, así Dahara Claros Curi, a sus 14 años, por sugerencia de su madre, incursionó en el tiro con arco, inicialmen-te por simple curiosidad. Luego, animada por intentar algo nuevo, aprovechó las clases de tiro al arco que impartían en el Club Hípico Nacional sin imaginar que se convertiría en una de sus pasiones. Su puntería la llevó después a participar de torneos departamentales, nacionales e internacionales.
«No sabía que el tiro con arco era un deporte que se practicaba en Bolivia, a nivel olímpico y mundial (…) Me llamaba la atención las armas, el fuego, las ballestas. Empecé con el tiro con arco. Y me encantó».

CAMPEONATOS
La joven deportista participó y se destacó en varios campeonatos nacionales en las modalidades Indor bajo techo a 18 metros de distancia y en la modalidad Outor aire libre con 70 metros. A nivel internacional, en 2016 participó de los Juegos Panamericanos en San José de Costa Rica, en 2019 en el Panamericano Lima, luego en Campeonatos Sudamericanos en Cochabamba y en otras ciudades del país.
Relata que fue constante su entrenamiento, participando de campamentos de preparación. En 2015 en México D.F., en 2017, en Kunmin Yunan, China, durante seis meses, donde la capacitación fue a nivel técnico, físico y mental. En 2018 en Santa Martha, Colombia.

CAMPEONA
Sin duda alguna, su esfuerzo, disciplina y dedicación la hicieron merecedora de varios títulos nacionales en las categorías Juvenil y Senior, de manera individual y en equipos mixtos.

PIONEROS
La Escuela de Tiro con Arco Mérida, de La Paz, y el club Azores, de Cochabamba, fueron los pioneros en el ejercicio del tiro con arco en el país. La disciplina deportiva fue creciendo formando excelentes arqueros en todo el país.
«Para practicar este deporte, lo primordial es tener las ganas de intentar algo nuevo; es un deporte que no es igual a ningún otro en cuanto a técnica y sensación, es muy diferente practicarlo», suspira.
Además de las ganas es necesario contar con la indumentaria apropiada. Dahara relata que utiliza un arco recurva, fechas de entrena-miento y de competencia, pechera, equipo de protección en el antebrazo, dedos, una mira y otros accesorios.
Para practicar el tiro con arco no hay una edad límite, aunque por temas de seguridad se recomienda como mínimo los 10 años, por lo demás no existen límites porque incluso personas con algún grado de discapacidad pueden practicarlo.
LIMITACIONES
Dahara Claros admite que practicar este deporte a nivel profesional y participar en torneos internacionales es costoso, comenzando por la indumentaria, los pasajes, el hotel y las inscripciones, entre otros gastos que debe cubrir el deportista.
«Uno puede pasarse horas o días entrenando, pero, llegado el momento, no se tiene para pagar su pasaje o la inscripción; muchas veces han sido las limitaciones de muchos deportistas y personalmente de mí por las que no he podido participar; el tema económico no me abastecía como para pagar, pese a que tenía la preparación suficiente», relata.
En algún caso logró apoyo, por ejemplo, en los Juegos Sudamericanos Cochabamba Tierra de Campeones, el Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba logró convenios con empresas privadas con tiempos limitados, como también se logró el apoyo de Tunkas a nivel nacional.
Para los arqueros se hace difícil practicar este deporte por la falta de espacios abiertos adecuados que dificulta el entrenamiento. Fueron varias las solicitudes hacia las autoridades para que les otorguen un espacio, pero no tuvieron respuestas favorables.
«Un factor que influye bastante en el rendimiento es la falta de un espacio de entrenamientos de setenta metros, de hecho, el campo en el que entrenamos tiene que tener un largo de cien metros que divide al setenta que es la instancia de competencia y treinta metros que son la franja de seguridad. Encontrar acá un espacio con esas dimensiones es un poco complicado; se ha intentado, pero solo se ha logrado en ciertos lugares realmente alejados», lamenta.
A esto se suma las dificultades para conseguir ingresar al país su arco para entrenamiento, pues al tratarse de un arma, se complica los trámites ante la Aduana debido a los papeles que exigen. En ocasiones deriva en la retención del arco. Frente a esta situación considera necesario una norma o acreditación para que el deportista agilice y le faciliten los trámites aduaneros.

FUTURO
Actualmente Dahara Claros pertenece al Club de tiro con Arco Tunari, aunque parte de su formación deportiva la hizo en el Club Azores, cumpliendo en ambos casos una estricta disciplina de entrenamiento, exigencia personal y superación constante. Las horas de entre-namiento fueron disminuyendo por factores como la pandemia por el Covid-19 y por las metas trazadas para su profesionalización en Comunicación Social, carrera que cursa en la Universidad Mayor de San Simón.
Dahara adelanta que desea terminar su carrera y realizar una especialización, sin dejar de lado el tiro con arco que pasará a segundo plano, algo así como un hobby, con menos horas de entrenamiento.
La joven arquera comentó que no hay ningún integrante de su familia que practica el tiro con arco, sin embargo, su papá es entrenador general. Fue entrenador de la selección departamental y nacional, y ahora es su entrenador personal, mientras su mamá se capacitó como juez a nivel departamental, nacional y continental. Por eso es a sus padres a quienes agradece por todo el apoyo en cada etapa de su vida.
«Bolivia es un país que tiene muchos deportistas talentosos, mucho potencial, no solo en el tiro con arco, sino en general. Creo que es importante que el deporte tal cual se incluya en el estilo de vida de todos por los beneficios a nivel mental y físico; te ayuda en la alimentación, en la disciplina, te enseña la concentración, el esfuerzo y todos los valores que uno va aprendiendo poco a poco con el deporte y el compañerismo», aconseja la simpática y destacada deportista de tiro.

About Post Author

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

aceptar