BOCHORNOSO INICIO DEL «ÚNICO 2021»

PARO Y PROTESTA DE ALGUNOS CLUBES Y ADJETIVACIONES OFENSIVAS DE DAVID PANIGUA DEBILITARON SU IMAGEN Y DE LA AGREMIACIÓN QUE «COMANDA» HACE 17 AÑOS.

LA PANDEMIA TRAJO CAMBIOS EN EL FÚTBOL BOLIVIANO, sobre todo en el orden económico con la firma de un histórico contrato por la venta de los derechos de televisión.
La empresa Telecel S.A. y la Federación Boliviana de Fútbol rubricaron el documento por el que pagarán 48.5 millones de dólares para transmitir los partidos del torneo profesional y aficionados durante las temporadas 2021 a 2024.
De estos recursos, que nunca antes se había recibido en el país, serán beneficiados 16 clubes profesionales con una distribución equitativa esta temporada, y las nueve asociaciones departamentales también tendrán recursos por primera vez por este concepto.

EL CONTRATO
El Congreso de la FBF de marzo terminó con la firma del contrato por parte del Comité Ejecutivo, a la cabeza del presidente Fernando Costa, y Pablo Achá, Gerente Comercial de TELECEL S.A.
Una vez concluido el punto de la firma del contrato, se pasó a la distribución económica de los Derechos de Televisación, en ese sentido, el Congreso decidió que, de los $us 48.650.000, a los que se les debe restar $us 5.500.000 destinados al VAR, se hace un total de $us 43.150.000 para el fútbol boliviano, dicho monto se distribuirá en un 91,54 % para la División Profesional, para la División Aficionados un 6,95% y el 1.51% para los gastos administrativos de la FBF.
El Congreso Extraordinario decidió ratificar la voluntad de la FBF de resolver los conflictos en la interna de cada club con sus jugadores y, además, se ratificó el inicio del Campeonato de la División Profesional para el día 9 de marzo de 2021.

DERROTA DE PANIAGUA
Todos salieron ganando, menos esta vez, la agremiación de futbolistas popularmente denominada Fabol.
Los presidentes de los 16 clubes a pedido y sugerencia del presidente federativo Fernando Costa, deciden ya no pignorar, es decir, ya no entregar su dinero de los derechos de TV en favor de Fabol que preside su ejecutivo Milton Melgar, pero que maneja y decide radicalmente el abogado David Paniagua.
Como siempre y sucedía antes de esta temporada, Fabol antes de iniciar el campeonato demandó a la FBF que los clubes paguen salarios adeudados o se pare el inicio del torneo 2021. En años anteriores la federación cedía a esa presión y pignoraba en su favor los derechos de la TV para que la agremiación pague esos sueldos a los jugadores, lo hacia, pero no siempre lo que les correspondía, lo que fue confirmado por algunos capitanes de los 16 clubes.
En Fabol o el Sindicato de Futbolistas Profesionales de Bolivia al saber de esta postura, -que se enteraron de la medida mediante un dirigente cruceño del fútbol profesional- atacan otra vez y entonces plantean la desaparición del Tribunal Superior de Apelación (TSA) que aún no esta vigente ni conformado.
La dirigencia federativa desconoce a Fabol y apoyado en una decisión judicial, procede con el arranque del torneo que en la primera fecha tiene dificultades ya que se suman algunos clubes al pedido del abogado Paniagua. Los futbolistas brindan su respaldo a Fabol y deciden no jugar. Ocho clubes acatan la medida del paro.

FIGURA DEBILITADA
La figura del abogado David Paniagua, que apareció en varios escenarios cruceños para alentar a no disputar los partidos, quedó debilitada, desgastada y se quebró la unidad con la disputa de los partidos entre Nacional Potosí con The Strongest, ambos jugaron con juveniles y ganó el Tigre. En Cochabamba Aurora fue goleado por Royal Pari, pero el resultado es impugnado por el equipo del pueblo y Real Tomayapo que enfrentó y le ganó a Always Ready.
Paniagua acostumbrado a atacar a los dirigentes, sin respetar cargos o funciones, se sobrepasó con las adjetivaciones, desprecio y hasta menosprecio . Esto cansó y la dirigencia unida reaccionó.
Se supo que incluso, no respetó el tiempo en que estaba enfermo el fallecido César Salinas, que frecuentemente recibió agresiones verbales del dirigente oriental de la agremiación.
Tras lo sucedido, se plantean al interior de los futbolistas, que Milton Melgar tome vigencia como principal ejecutivo y se haga una reorganización al interior del directorio, donde algunos ya no están en ejercicio por sus funciones como directores técnicos y apuestan por la vía del diálogo para evitar verguenzas por la que pasó nuestro fútbol.