BOLIVIA: 25 ENTRENADORESEN 25 AÑOS DE LA VERDE

Por Víctor Quispe Perca

Bolivia llegará este año a una cifra alarmante de entrenadores que dirigieron a la selección boli-viana. Tras la salida del argentino Gustavo Cos-tas y con la llegada del nuevo seleccionador, la Verde habrá contado con 25 entrenadores en los últimos 25 años, un promedio de un entrenador por temporada.
Ser director técnico de la selección boliviana de fútbol debe ser el trabajo más inestable en toda Sudamérica o quizás en el mundo. No existe otro país donde su selección nacional haya tenido que cambiar constantemente de entrenador.
Si contamos desde 1993, año en que Bolivia lo-gró clasificarse al Mundial, son pocos los entre-nadores que lograron cumplir con dos o hasta tres años de trabajo, algunos se fueron a los po-cos meses.
El conteo de seleccionadores comienza con Xa-bier Azkargorta quien dirigió a la selección boli-viana entre 1993 y 1994 con un equipo plagado de estrellas y con varios récords, se despidió con un triunfo sobre Chile por 1-2 en suelo trasan-dino. En 2013 fue llamado de emergencia por la Federación Boliviana de Fútbol para que pueda dirigir a la selección nacional en las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014. Su campaña con la Verde fue de 56 partidos dirigidos, 13 victorias (la mayoría en los 90), 21 empates y 22 derrotas.
Interinamente se hizo cargo Antonio López quien dirigió en la Copa América logrando pasar a los cuartos de final por primera vez. La etapa de Ló-pez en la Verde duró poco porque luego fue con-tratado por un club español.
Tras la salida de López asumió el mando el mon-tenegrino Dussan Draskovic quien debutó en un amistoso contra Ecuador (2-2) y tuvo una notable campaña hasta el desastre de septiembre de 1996 en La Paz cuando cometió el pecado de empatar con Perú 0-0.
Antonio López volvió al mando de la Verde en 1996, debutó con una derrota 0-1 ante Uruguay y condujo al equipo nacional hacia el subcampeo-nato de la Copa América de 1997.
En 1998 la Federación Boliviana de Fútbol tuvo un cambio en su dirigencia que a finales de ese año eligió al argentino Héctor Veira como selec-cionador. El ‘Bambino’ debutó con un empate en casa ante Estados Unidos (0-0). Tuvo muchas polémicas como el estar más en Argentina que en Bolivia. Su estadía en la Verde acabó ese mismo año con un empate 0-0 contra Paraguay a casi nada del inicio de las eliminatorias.
Para 2000 se hace cargo del equipo Carlos Ara-gonés, asistente técnico de Azkargorta y con un currículum envidiable tras el bicampeonato con Blooming. Los resultados le jugaron en contra a Aragonés que fue despedido tras la Copa Améri-ca de Colombia en la que perdió los tres partidos.
Jorge Habegger tomó el mando de la Verde y si bien logró un valioso empate con Chile en San-tiago (2-2) todo se derrumbó con la histórica pa-liza ante Ecuador (1-5) en La Paz.
Como caído del cielo llegó a dirigir el equipo Carlos Leonel Trucco quien logró derrotar a Bra-sil 3-1 y empatar con Perú 1-1 en Lima para una digna despedida de las clasificatorias al Mundial de Corea y Japón. El proyecto de Trucco no tuvo el apoyo de la directiva a ser considerado de lar-go plazo, la dirigencia quería resultados al ins-tante.
Aquel 2002, Bolivia pasó por tres interinatos, primero con Vladimir Soria, luego Wálter Cata Roque y después con Dalcio Giovagnoli quienes salvaron a la Federación Boliviana de Fútbol que ya tenía amistosos pactados ese año.
En 2003 llegó Nelson Acosta quien debutó con una goleada sobre Panamá 3-0 y que se fue con una derrota ante Chile por 0-2 en La Paz en 2004, en pleno debate por el destino del gas bo-liviano.
Ramiro Blacut tomó el mando de la Verde tras su paso por el fútbol ecuatoriano, pero no duró mu-cho ya que en 2005 fue reemplazado por Ovidio Messa quien completó las eliminatorias al Mun-dial de 2006.
Erwin Sánchez dirigió a la selección nacional en-tre 2006 y2009, tres años en los que gozó del respaldo de la dirigencia pese a la campaña que hizo con apenas 9 victorias en 33 partidos.
En 2011 Gustavo Quinteros fue el elegido tras salir campeón con Blooming y Oriente Petrolero, su presencia fue corta porque decidió irse al fút-bol ecuatoriano donde también salió campeón.
Azkargorta cubrió la plaza de Quinteros en 2013 y en 2014 le tocó la oportunidad de Néstor Clau-sen quien dirigió a la selección en un amistoso contra Venezuela. Clausen fue llamado de emer-gencia tras no encontrar un entrenador y luego de que algunos dirigencias de la FBF anunciaran a Miguel Portugal como DT sin tener la aprobación de todo el Comité Ejecutivo.
En 2015 llegó el turno de Mauricio Soria quien logró una buena campaña con la selección boli-viana en la Copa América de Chile, pero algunos pleitos con la dirigencia impidieron que siga con su proceso.
Julio César Baldivieso llegó a pedido de un cla-mor popular en 2015, pero no gozó del apoyo de sus jugadores quienes renunciaron a la selección nacional uno por uno hasta su salida.
Ángel Guillermo Hoyos fue contratado en 2016 y tuvo muy pocos meses de trabajo para después irse a dirigir al fútbol chileno. Soria regresó, pero nuevamente se vio impedido de dirigir por con-flictos externos.
En 2017, tras conseguir el título con The Stron-gest un año antes, César Farías se hizo cargo de la selección boliviana, pero lo hizo de forma inte-rina junto a su hermano Daniel quien dirigió un partido.
Para 2019 Bolivia contó con Eduardo Villegas como entrenador oficial tras su interinato en 2010. Si bien Villegas para ese año ya había lo-grado ser campeón con cinco clubes diferentes, no le fue nada bien con la selección nacional porque en 10 partidos sólo pudo empatar dos y los ochos restantes los perdió.
Farías volvió para 2020 y se quedó hasta 2022 con 36 partidos dirigidos, 8 triunfos y 22 derro-tas.
A finales del pasado año, la Federación Bolivia-na de Fútbol anunció a Gustavo Costas como se-leccionador nacional. El argentino no pudo ha-cerse cargo del equipo de inmediato porque se-guía con contrato con el Libertad paraguayo por lo que cedió el primer partido de su ciclo a Pablo Daniel Escobar y recién pudo debutar meses después contra Senegal.
Costas al principio tuvo el apoyo de dirigentes, hinchas y el periodismo que vieron en él a una persona honesta, trabajadora y positiva, pero los resultados son los que mandan y su ciclo terminó la tarde del lunes 23 de octubre cuando la FBF le bajó el pulgar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

aceptar