LA FUSIÓN ENTRE EL FÚTBOL Y LA COCINA

El futbolista de Aurora junto a dos grandes amigos
emprendió este negocio, que hoy alcanzó éxito por la profesionalidad del trio. La pandemia hizo muchas cosas.
profesionalidad del trío. La pandemia hizo muchas cosas.

PENSAR UNA JUGADA, MOVER EL BALÓN e ir al ataque en busca del arco rival resulta totalmente opuesto a lo que se crea en una cocina, pero comenzar a trabajar en ambos requiere mucho esfuerzo, tiempo y preparación. Son actividades distintas las que Sergio Moruno, jugador de Aurora, comenzó a realizar y que ahora ocupan su tiempo, además de encaminar en proyectos a futuro en los dos ámbitos.
“Esto nace por un amigo de tiempo que tenía desde la niñez, él es chef y me ha compartido la idea de emprender este negocio y pensándolo bien, aparte del deporte que es el fútbol que no es una carrera de largo tiempo y que hay que buscar otras alternativas. En ese sentido, lo he pensado, lo hemos pensado y de esa manera se ha emprendido este negocio. Es otro ingreso que creo que en un tiempo se va a ver, luego para después, en un tiempo me va a tocar dejar el fútbol, dedicarme a esto y hacerlo más grande”, afirma.
Sergio junto a Mauricio Olguín y Junior Cadima, otros dos jóvenes emprendedores decidieron abrir un restaurante con la finalidad de tener un emprendimiento propio, allí se juntaron las ideas y se materializó aunque sin saber que el país estaba cerca de ingresar a un periodo de cuarentena por la pandemia del coronavirus y que también los obligó a cerras sus ambientes para cumplir con las medidas que se habían establecido.
Desde marzo, el restaurante no pudo ofrecer sus platillos y mostrar su idea. «Tomillo» permaneció cerrado y tuvo que aguardar a que las restricciones se flexibilizaran. Luego de varias semanas, los municipios dieron permiso para entregar comida por delivery, ahí comenzó nuevamente a funcionar el restaurante.
Moruno se sumó al proyecto y aunque no es el experto a la hora de preparar los platillos, asegura que “sé algo de cocina y como se dice no muero de hambre”. El futbolista cuenta que “va colaborando” en lo que se requiera.
EL NOMBRE
“El nombre del restaurante es Tomillo, se encarga de ofrecer comida mediterránea y en una tarde reunidos, vimos qué nombre podíamos darle, optamos por una de las especias que usaba para preparar la comida”, contó.
Las opciones se modificaron luego de que el restaurante solo podía hacer entregas por delivery. La atención en el restaurante se reanuda poco a poco y con una reducida capacidad.
Por ahora, la oferta se centra en almuerzos ejecutivos y algunos platos extra.

DIVIDIR EL TIEMPO
“En este último tiempo que ya hemos empezado a entrenar, el tiempo se me hace más corto. Termino de entrenar, me doy una ducha y vengo volando acá. Ellos ya están acá esperándome, tenemos algunos amigos que nos colaboran y la verdad que ando más ocupado, más distraído, sin dejar de lado el fútbol. Tengo mis metas, hasta donde pueda voy a cumplirlas”, asegura.
Cada día es una jornada de doble trabajo, primero el entrenamiento y luego al restaurante. Sus socios entienden su labor y lo comprenden, más aun tomando en cuenta que Sergio les contó sobre su carrera futbolística.
Ambos aseguran que cuando los torneos se reanuden tendrán paciencia, sobre todo cuando los viajes le impidan ayudar en el restaurante.
El sueño para ellos recién comienza, pese a que la pandemia los puso frente a la posibilidad de dejar el restaurante, Sergio volvió a los entrenamientos con Aurora y espera que cuando retorne el fútbol pueda seguir haciendo un tiempo para su emprendimiento.

SIN PLANES DE DEJAR EL FÚTBOL
El momento que vive Sergio Moruno como futbolista y emprendedor es complicado debido a las responsabilidades que debe cumplir, sin embargo, dentro de sus planes no está dejar de lado alguno.
“No, la verdad es que ellos saben cuál es mi carrera y a lo que me he dedicado toda mi vida. Saben que hay días que no voy a estar acá, saben que no estaré en la ciudad y ellos me han entendido muy bien. Estoy agradecido por ello, otras personas pueden pensar por qué tiene el privilegio”, cuenta.
Sabiendo que la carrera del fútbol se da por un periodo corto, sus metas aún las tiene fijas y con el anhelo de cumplirlas.
El último periodo en el fútbol nacional ha causado mucha incertidumbre en el aspecto económico, debido a que los ingresos se han reducido al mínimo, el torneo local se suspendió y por acuerdos a los que llegaron en la dirigencia del fútbol nacional, se redujeron porcentajes considerables a los sueldos de los jugadores. Si bien el emprendimiento tuvo su inicio en marzo, ahora entrega algunos réditos que les permiten seguir avanzando y sobre todo ir en busca del crecimiento del negocio como tal.