PANIAGUA Y SU OTRA LUCHA: AREA SOCIAL DE FABOL

Por Jhonny Mollinedo

A menudo es señalado con el dedo como el “malo de la película”. Odiado incluso por algunos dirigentes, pero David Paniagua Yepez no se inmuta.
Ya tiene la experiencia necesaria como para sobrellevar las críticas que sabe de dónde vienen.
Imperturbable, Paniagua sigue con los planes y proyectos para desarrollar con FABOL, incluso llegando a tarea sociales que nadie sabía, como la entrega de un determinado monto de dinero mensual a Luis Galarza y otros jugadores que no atraviesan un buen mo-mento y quienes le expresan reiteradamente su agradecimiento porque no los ha olvidado.
Es el brazo operativo de FABOL que siempre aparece en los inicios de campeonato, porque es el momento de salir al frente por los jugadores que no pudieron cobrar.
Paniagua recuerda que tiene muchos frentes de batalla, como cuando iniciaron los primeros movimientos del gremio futbolístico.
El primer gremio futbolístico se fundó en Santa Cruz en 1985, con el nombre de FACRUZ, posteriormente se fundó en La Paz FAL (Futbolista Agremiados La Paz), en una previa de lo que posteriormente llegaría a ser FABOL. En todos estuvo Paniagua, primero como jugador y luego como brazo legal, una vez que se graduó de abogado.
¿Por qué? Porque en el fútbol boliviano no funcionaba, no había una norma que defienda al futbolista boliviano, no se hacía caso a la normativa FIFA. Y, en 1993, fue cuando presentó el proyecto del Estatuto del Jugador, para una ley especial para el fútbol, el mismo que no prosperó por la gente del mismo gremio. Ese fue el comienzo de la lucha de FABOL y la suya.
“Luego de que presentamos la ley tuvimos que hacer mucha gestión, trámite, hasta que por fin logramos que se apruebe en 2005 y en el gobierno de Carlos Mesa, desde esa época hasta ahora estamos bregando”, dijo un David Paniagua firme y sólido en los principios que lleva adelante desde FABOL donde no es el presidente, sino el Secretario General.

NO SOLO DE HUELGAS VIVE FABOL
Futbolistas de Agremiados de Bolivia defiende a los jugadores y hace que les paguen, pero a la vez cumple una labor social de la que pocos conocen.
Se viralizó un agradecimiento de Luis Esteban Galarza a Fabol porque le dio su respaldo en el difícil momento que está atravesando.
“Nuestro objetivo es poder tener un fondo, lo que se llama en Argentina el final de carrera, un fondo que funciona en ese país y bien, lo mismo en Brasil, el derecho de arena que se denomina, igual con una ley de por medio que permite que el futbolista tenga un beneficio, una vez que termina su carrera deportiva. Ellos han sido capaces de ponerse de acuerdo, porque fundamentalmente, se financia esto obviamente con un aporte del jugador, del club, y, el aporte más grande viene de los derechos de televisión”, explica Paniagua Yepez.
El Derecho de Arena – de acuerdo a la explicación de él- está en las principales ciudades de Brasil, no en todas, como por ejemplo San Pablo, cuyos derechos de TV del campeonato paulista llegan a casi los 450 millones de dólares por año, de ahí el diez por ciento lo administra el gremio porque fue el que hizo esa ley en San Pablo a través de la Ley Pelé que se distribuye como un apoyo más al futbolista. Y, en Brasil, quienes más se benefician del mismo son jugadores de segunda y tercera, porque se paga bien en Brasil y las estrellas que militan en primera división no se fijan en eso por la sencilla razón de que no la necesitan, en la mayor parte de los casos. Este beneficio dura hasta tres años luego que el futbolista se retira.
En Argentina lo mismo, tienen un aporte que no es de por vida, dura cinco o seis años luego que el futbolista deja de jugar, “permite al jugador y hacer uno que se proyecte a algo una vez deja de jugar”.
En Bolivia se trabaja la idea, porque los montos que se manejan en Brasil y Argentina no tienen nada que ver con los que se mueven en Bolivia.
“Pensamos que la dirigencia jamás va a entender que el futbolista necesita tener participación en ese derecho de imagen que en los otros países se ha logrado en base al diálogo y consenso, aquí es complicado, la FBF no quiere tocar el tema, pero va a haber un momento en que se aborde el tema, será un trabajo parecido a como cuando hicimos la Ley del Deporte”, comenta Paniagua, sabiendo que la lucha igual será constante.

OTRAS ACTIVIDADES
Si bien FABOL defiende a sus afiliados en la defensa de sus intereses, sobre todo en el pago de sus salarios, también busca llevar adelante otras actividades, para salvaguardar a los futbolistas.
Por ello, siempre están en diálogo con las diferentes cabezas del fútbol, en este caso la FBF.
“Ojalá que esta nueva administración entienda estos temas, podamos conversar y el futbolista profesional pueda tener un expectativa para cuando deje de jugar al fútbol, ese es nuestro objetivo”, comentó el personero de FABOL.
En este sentido, la agremiación de futbolistas lanzó una plataforma educacional, con dos aspectos importantes: 1.Internacional con sede en Buenos Aires, que puso a disposición con seis carreras que puede optar el futbolista de manera virtual, siendo una plataforma seria en Sudamérica.

  1. El otro proyecto va con la Universidad del Fútbol, para los futbolistas que quieran capacitarse. “Se tiene que ver ese tema porque la carrera del jugador de fútbol es corta y a los 33, 34 años, cuando dejan la carrera, dejan de tener ingresos, y deben tomar conciencia de ello. No hay edad para formarse”.
    Por eso, “ahora vamos a socializar estas opciones a través de FABOLIVIA, para que se puedan formar, no solo para directores técni-cos, etc, porque hay oras ramas como la fisioterapia, el gerenciamiento deportivo, que pueden desarrollar”.
    Paniagua explica que “no deben necesariamente esperar que termine su carrera para optar por eso, sino hoy a través de las plataformas y virtualmente se pueden conseguir muchas cosas”.
    Los cursos son gratuitos, en la medida que se va avanzando tendrá un costo pero es mínimo.
    De la misma forma que se lleva adelante estos cursos y opciones, también se los piensa desarrollar a nivel de los jugadores que militan en asociaciones.

PREOCUPACIÓN
La realidad es que no son todos los ex jugadores o jugadores que optan por este camino y sufren las consecuencias. “Es muy triste la realidad del ex futbolista, sobre todo porque no se tiene universidades, institutos educacionales que puedan ayudar al ex jugador. Todos los ex deportistas no tienen esas posibilidades, y por ello debería darse becas a jugadores, entrenadores”, contó Paniagua.
Por eso matizó en tono de reflexión que hay un camino.
“El futbolista no tiene preocupación en su futuro y cuando será ex, pero a través de FABOLIVIA les enviamos mensajes, charlas, que-remos apelar a la conciencia de ellos, por eso conversamos con ellos con el deseo de poder ayudarles a ver el futuro cuando dejen de jugar. Es otra lucha”, reflejó David Paniagua Yepez.

EL FONDO DE FABOL
¿De dónde salen esos fondos de ayuda? De las mismas arcas de FABOL. Por ahora, “lo que tenemos es un pequeño fondo para situaciones excepcionales, de ex jugadores que atraviesan una situación de abandono, Luis Galarza tiene problemas físicos, camina difícilmente, le cuesta moverse, tiene el apoyo de la familia, pero requiere de una colaboración, y es para esas situaciones que surgimos nosotros, no son más de 15 personas quienes se benefician del mismo, y hacemos un esfuerzo para generar un pequeño apoyo que lo queremos hacer de forma permanente, y que sea una base para que ex futbolistas que han dado todo por el país, que atraviesan un momento complicado salgan adelante, el futbolista en Bolivia no tiene ningún seguro y carece de varias cosas”, rememoró el secretario general de FABOL.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

aceptar