SE ACORDÓ DE GANAR EN CASA Y SUMAR DE A TRES

Junio fue un buen mes para el selec-cionado nacional que sumó cuatro de posibles seis unidades en la elimina-toria mundialista.
En La Paz, venció por 3 a 1
a la selección de Venezuela e igualó en Santiago con Chile a 1 gol.
La verde dejó el último lugar en la ta-bla de posiciones en el
camino a Catas 2022.

BOLIVIA 3 – VENEZUELA 1
RENACE LA ESPERANZA
«Mi Bolivia, mi Bolivia… «, gritó el relator cuando Marcelo Martins marcó y selló el tercer gol de la Verde sobre Venezuela, y así definió el triunfo en las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Ca-tar por la séptima fecha que se jugó en La Paz el 3 de julio.
Aunque aún hay muchas cosas por co-rregir, el equipo de César Farías trepó al séptimo lugar del clasificatorio, dejando a Venezuela y Perú en el fondo de la ta-bla.
El delantero y capitán Martins, autor de dos goles, fue la estrella del partido que se jugó en el estadio «Siles» mostrando su piel verde y gran amor a la selección contagiante en el grupo.
Diego Bejarano, de muy buena actua-ción, convirtió el otro gol nacional en el minuto 60. Venezuela descontó con Jhon Chancellor, a los 26.
El equipo dirigido por César Farías apro-vechó su condición de local para lograr una victoria muy importante, con la que llegaron a 4 puntos, después de cinco compromisos disputados, ahora con un triunfo, un empate y tres derrotas.
Venezuela sigue mal y de malas en las eliminatorias y, sumó su cuarto tropiezo, quedándose con 3 unidades y una dife-rencia de -6 goles.
Venezuela midió el partido, Bolivia no se animaba hasta que llegó el primero.
El equipo boliviano rompió la racha ne-gativa, tuvo otro comportamiento y aun-que resta mucho por trabajar, esta Verde fue ambiciosa y deseosa de ganar en casa, algo de los que muchos estaban muy poco optimistas.
Martins marcó el 1-0 al minuto 5, gracias a una asistencia de Jorge Flores. La vinotinto reaccionó y a los 26 igualó con gol de Jhon Chancellor.
Bejarano puso el 2-1 al 60′, dejando que Martins firmara su doblete para finiquitar el encuentro 3-1, al minuto 83. La Verde jugó con los dientes apretados y este triunfo es una bocanada de aire puro pa-ra levantar cabeza.

CHILE 1 – BOLIVIA 1
UN PUNTO DE ORO
«La selección de Farías cae en Chile», de-cía otro relator cuando el 8 de junio Bolivia perdía en Santiago, pues el equipo trasan-dino vencía con gol de Pulgar.
Chile que tuvo numerosas ocasiones en la primera mitad, no supo definir lo que podía ser una goleada. Fue en el minuto 69’ cuando Erick Pulgar cabeceó a la red del combinado Verde y superó al portero Lam-pe. En lo primero minutos, presionó alto y acorraló a la Verde en su propio campo, con Aránguiz que manejaba lel juego.
El palo le negó: primero, un bombazo de Eduardo Vargas que se estrelló en el poste izquierdo de Lampe, inmediatamente, Sie-rralta lo tuvo abajo del arco, pero la pelota impactó en el travesaño y le ahogó el grito sagrado.
Bolivia se repuso, perdiendo respeto y mie-do encaró al cuadro chileno y se repuso en el minuto 81’ con un tanto de penal de Mar-celo Martins.
Muchos no contaron con la entrega del «Fle-cheiro» siempre arriba, y sus compañeros que supieron defenderse a ultranza del asediado ataque, donde una goleada no ha-bría extrañado.
Carlos Lampe, en el arco fue fundamental. Maduro y seguro en muchas salidas evitó aumentar el marcador a favor de los locales.
Aportó el buen y gran trabajo de Leonel Justiniano, la defensa con Sagredo, Haquin, Jusino, y Bejarano.
Mientras Marcelo rondaba el área roja, fe-nomenal en su lucha, el ingreso de Arce le dio fortaleza con el apoyo de Ramalo.
La selección boliviana se trajo de Santiago un empate 1-1 con Chile con sabor a triunfo, por la octava jornada de la Eliminatoria .
Bolivia con ese empate sumaba 4 en las dos fechas disputadas. Un punto de oro.
La Roja, tras la igualdad, volvió a salir a la carga pero se terminó encontrando con un cerrojo casi imposible de romper. Bolivia confirmó un cambio.