LUIS SUÁREZ: EL REY DEL GOL

QUIERE DEDICARSE A LOS JÓVENES, COMO ÉL, CON SER FUTBOLISTA. COMPARTIR LA HISTORIA DE UN CHICO DE ORIGEN HUMILDE QUE, A BASE DE ESPUERZO,
Y POR SUPUESTO TALENTO, HA LLEGADO A LO MÁS ALTO. MÁS DE 500
GOLES EN PRIMERA DIVISIÓN Y LOS QUE QUEDAN, LE AVALEN.

El internacional Luis Suárez brilló con luz propia. Su trayectoria se resume, en una palabra: Gol, si… señor gol.
Es lo que mejor sabe hacer y lo demostró: meter goles allá por donde va, sea en Uruguay la selección de su país, o en Europa, don-de enarbola un curriculum inimitable: los Países Bajos, con el Groningen y el Ajax; la Premier inglesa, con el Liverpool, y la Liga espa-ñola, con el Barcelona y ahora brillantemente con el Atlético de Madrid, que ya saben de su idilio con el gol.
Más de 500 goles ha marcado en primera división.
A su retiro quiere trabajar en Uruguay donde esta creando un equipo de fútbol para enseñar a los jóvenes para llegar a primera que no es fácil, nada fácil. “Quiero ayudar a los niños y los chicos jóvenes en su iniciación. Deben aprender a valorar lo que es el esfuerzo y si llegan a una etapa que es difícil, deben decir no a las cosas que no les conviene. Quiero trabajar por los jóvenes uruguayos”.
Le gusta mucho Madrid, pero con la pandemia no la pudo conocer aún como habría querido junto a su familia. “Se habla de la mara-villa que es, pero ha habrá tiempo. Fui por el Retiro, también por la Puerta del Sol. Y bueno lo poco que vi, me gusto mucho”.
Para Luis, el cambio fue difícil al comienzo, pues se impacto su familia. Llevaron seis años en Barcelona donde la gente les dio to-do. “Los niños dejaron muchos amigos a quienes conocieron de chiquitos, también mi mujer tenía muchas amigas, pero bueno por esto de la pandemia no podemos aún conocer más gente, ya habrá tiempo”.
El goleador uruguayo recuerda que le costó acomodarse al juego del Atlético Madrid, y que acopló rápidamente debido al apoyo de los compañeros. “Uno cuando llega a un club no debe intentar demostrar lo que es, sino de ser el de siempre. Los compañeros ya me conocían y eso facilito en los movimientos en el campo”.
El 9 goleador admite que “soy el mismo dentro y fuera de la cancha como siempre, no inventar nada y respetar a cada uno de ellos”.
Añade que “venir aquí era un gran desafío para mi y me gustan los mismos. Tenía muchas cosas para demostrar por lo que se decía de mi y el Barcelona. Recibí muchas criticas como que no estaba a la altura del club o que ya no podía competir a alto nivel. Al llegar al Atlético quería seguir demostrando que, por algo esta en la élite del fútbol, que por algo he estado muchísimos años demostrando la clase de jugador que soy”.
Esta muy ilusiona y con muchas ganas de seguir demostrando su juego.
Admite que extraño mucho el público, cuando lleguó al Metropolitano, comprobó lo impresionante que es. “Se extraña jugar con es-tadio lleno. Esperemos volver pronto a la normalidad”.
Luis, el Rey del Gol, no se arrepentirme del cambio, para nada. Cambiar del Barcelona al Atlético asegura que lo hizo con amor como lo hizo desde chico, poder jugar fútbol y poder triunfar. “Las decisiones se toman por algo y, a veces, cuando están mal, es bueno reconocer que uno se equivoca”.
Califica este cambio de muy saludable debido a que cuando se cierra una puerta se abren siete más y grandes y le dan la bienveni-da con muchísimo cariño.
“Me defino como una persona tranquila fuera de la cancha. No me gusta gritar mucho. Vivo, así las cosas, soy muy diferente”.
Define a su familia de muy importante para él, ya trata de disfrutar al máximo de ellos, tanto de su esposa e hijos. “Sino fuera por ello, sería difícil mantener estabilidad. Están siempre junto a mi y disfrutamos en los buenos, como en los momentos críticos. Soy el hombre mas feliz con ellos y por ello soy agradecido haciendo las cosas bien”.
Tomar mate, hacer asado es algo que extraña hoy, salir a cenar en grupo familiar. Y el colegio, algo que hoy se pone difícil. “Si uno es feliz con la familia, lo refleja dentro de la cancha. Si tienes problemas fuera, se nota dentro de la cancha”.
Como todos quiero seguir jugando en su selección la Copa América y la eliminatoria. “Primero deseo jugar la Copa América, tengo el deseo de estar en el Mundial de Catar y ya después uno debe pensar en la hora de la despedida primero por la edad, debido a que viene una buena camada joven por detrás, Llegado el momento, uno deberá tomar la más adecuada decisión, aunque cuesta mucho, pero me hallo preparado para ello”.
Luis Suárez, se pone serio. Y admite que es difícil decir debido a que pasará en los dos próximos años con su futuro, “primero pensaba hacerlo en el Barcelona, pero las circunstancia cambiaron y se hace difícil decir donde. Llegado el momento ya veremos, aunque una posibilidad que manejo, es jugar en Estados Unidos, pero uno nunca sabe”.